¿Son realmente efectivos contra la retención de líquidos y las piernas hinchadas los masajes de drenaje linfático?

Si te notas las piernas hinchadas (de forma habitual, en verano con la subida de las temperaturas o quizás durante el embarazo), puede que estés sufriendo retención de líquidos. Entre las terapias más efectivas para combatirla está el drenaje linfático manual, del que son fans, entre otras, celebrities como Jennifer Aniston, Gwyneth Paltrow, Sarah Jessica Parker o Hailey Bieber.

El masaje de drenaje linfático manual, ese que tanto adoran las celebrities y que tanto puede hacer por tus piernas, lo llevan a cabo fisioterapeutas especializados en este procedimiento y formados en cualquiera de sus dos técnicas principales: Vodder y Leduc. ¿En qué consiste el DLM? ¿Cada cuánto hay que hacerlo? ¿Cómo podemos potenciar sus beneficios? ¿Es más efectivo que otras terapias, como la presoterapia? Raúl Ramos, fisioterapeuta, y Juan de Dios Pérez, experto en linfología y drenaje linfático manual Vodder, responden a todas nuestras dudas.

 

¿POR QUÉ SE RETIENEN LÍQUIDOS Y SE HINCHAN LAS PIERNAS?

Quizás lo primero que se te venga a la cabeza sean factores como el calor o el sobrepeso. Pero la cosa es más compleja y, además de factores patológicos propios de cada persona, hay otros que no lo son. «El sedentarismo y el estrés», explica Raúl Ramos, son algunas causas, a las que además añade: «Alteraciones hormonales naturales, como las propias del embarazo y la fase premenstrual, y farmacológicas, como los anticonceptivos orales, corticoides y antiinflamatorios».

 

Además de todos estos factores, Juan de Dios Pérez nos explica al detalle cómo se genera este problema: «Una retención de líquidos se produce por una insuficiencia venosa. Hay una mala circulación de retorno, los capilares venosos son incapaces de absorber el líquido que se filtra a nivel de las células y comienza la acumulación. Si no se trata, se generan secuelas. La primera y más importante es una dilatación de los vasos venosos que deriva en la insuficiencia venosa, que, en grados más severos, termina en varices.

¿QUÉ PROBLEMAS PUEDEN DERIVAR DE UNA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS QUE NO SE TRATA BIEN?

Junto a las varices de las que hablaba el experto en linfología, Raúl Ramos señala, en este sentido, de «un aumento de la intensidad de los mismos síntomas: mayor sensación de pesadez, de aumento de volumen de la zona y sensación de cansancio. Ahora bien, si nos encontramos ya con un edema, la cosa puede agravarse y es por eso que debemos acudir al médico».

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL O DLM?

Ahora que ya sabes donde está la solución a esos problemas de hinchazón, sobrecarga, hormigueo, arañas vasculares o falta de sensibilidad en tus piernas, lo ideal es que sepas en qué consiste esta técnica indolora (es más bien todo lo contrario, hasta resulta gustosa y agradable).

«Se trata de una técnica manual que genera una estimulación o apertura los capilares linfáticos sobre todo a nivel subcutáneo, superficial. Así se consigue reequilibrar los procesos de filtración y absorción de líquidos. Lo que realmente produce el drenaje linfático es una reabsorción de macromoléculas, aquellas de un tamaño grande que la vena es incapaz de absorber. Gracias a ello, se logra una mejora del funcionamiento celular y de la absorción del exceso de líquido a través de la vena. Y es que la vena es la encargada de absorber el líquido, mientras que la linfa lo es de reabsorbe las grasas y las proteínas (moléculas de alto peso)», nos explica Juan de Dios Pérez.

 

Noticia de TELVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Añadir comentario *

Nombre *

Email *