LINFEDEMA: «Mucho más que el brazo hinchado»

 

En los países desarrollados, el linfedema del miembro superior se produce como consecuencia de la cirugía de cáncer de mama al ser extirpados y radiados parte de los ganglios linfáticos de la axila.

Cuando se extraen los ganglios, se interrumpe el transporte linfático de la extremidad afectada y una de las consecuencias visibles del estancamiento de la linfa es la hinchazón (del brazo en el caso del cáncer de mama, o de una de las piernas en el de ovario o el de próstata).

No se encontró factor de riesgo en operadas inmediatas de pecho. Un reciente estudio evaluó el riesgo significativo en post-operadas de mastectomía radiadas, mayores de 65 años y con disección de ganglios axilares.

Qué implica el linfedema en el sistema linfático

El linfedema es un desorden crónico y progresivo relativo a un mal funcionamiento del sistema linfático, que se encarga del transporte del exceso de líquido de los tejidos a la circulación sanguínea; a su vez es un sistema que constituye la defensa del organismo, ya que en él tiene lugar la maduración de las células inmunes.

En conclusión se produce una acumulación de líquido ahí donde hay mayor deterioro de ganglios linfáticos y menos inmunidad con el riesgo de padecer infecciones, (en concreto linfangitis y erisipelas).

Pero, tal y como explica el Dr. Masià,  director de la Unidad de Reconstrucción Mamaria Avanzada y Microcirugía de la Clínica Planas, y del proyecto de investigación Barcelona Lymphedema Research Group, el linfedema es más complejo y va más allá de estos efectos:

El brazo afectado tiene más riesgo de sufrir infecciones y un problema de movilidad. Al quedar interrumpido el flujo linfático, la linfa se acumula en el brazo y este se hincha como una esponja aumentando de volumen. También se produce una hipertrofia grasa. «El brazo puede llegar a adoptar dimensiones brutales y pesar hasta seis veces más de lo habitual, lo que afecta tanto a la movilidad como al aspecto físico de la persona. Hay personas que incluso pierden totalmente la movilidad del brazo», asegura el Dr. Masià.

Diagnóstico

La prueba diagnóstica utilizada es la resonancia magnética de linfangiografía, un tipo de estudio a base de imágenes médicas.

tratamiento ganglio axilarPara tratarlo

Hasta no hace mucho el linfedema solo tenía tratamientos de contención: presoterapia, medias de comprensión, masajes…El deporte, clave en la recuperación después de un cáncer de mama

Cuando antes detecte el linfedema, menor es el daño linfático

Cada vez hay más herramientas para ello, como el test de detección precoz de linfedema que se ha presentado en la II Jornada de Actualización del Tratamiento del Linfedema que ha acogido la Clínica Planas.

Las causas del linfedema

Existen dos tipos:

LINFEDEMA PRIMARIO:

Se produce por una alteración en el desarrollo del sistema linfático durante la gestación. Esta malformación es muy poco frecuente (1 de cada 50.000 personas) y afecta sobre todo a niños y jóvenes.

LINFEDEMA SECUNDARIO:

Es el más habitual en el primer mundo. La mayoría de los casos se producen tras extirpar los ganglios linfáticos de la zona axilar.

De hecho, un 35% de las mujeres que padecen un tumor mamario y son sometidas a un vaciamiento axilar de los ganglios tienen riesgo de desarrollar linfedema en el brazo afectado.

Lo mismo puede ocurrir en una de las piernas tras un tratamiento de cáncer de ovario o de próstata en el que se extraen los ganglios inguinales.

 

 

Noticia de Saber Vivir

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Añadir comentario *

Nombre *

Email *